Una tacita de café

Una tacita de café

Novedades

Seguro al leer esta frase lo primero que se te viene a la cabeza es la imagen de doña Florinda, durante el cortejo cotidiano de su personaje, preguntando al profesor Jirafales: “¿No gusta pasar a tomar una tacita de café?”. Y es que tal y como dijimos en uno de nuestros blogs anteriores, invitar a tomar una taza de café es la excusa perfecta para iniciar una conversación o para invitar a salir a alguien que nos gusta.

Ahora, cuando decimos una “tacita de café”, si bien esto hace alusión a la bebida, podemos reflexionar un momento sobre la literalidad de la expresión y pensar en la importancia de la taza como complemento de la experiencia de tomar este producto. Por lo general cuando nos dicen “taza de café” nos imaginamos una taza de porcelana blanca, sobre un plato del mismo color y una cucharita. Continuar leyendo