LAS MARIAS COFFEE, empresa dedicada a la producción del café por tradición familiar.

Desde 1960 se convirtió e la principal actividad económica desarrollada por la familia Sánchez que se radicó en la subregión del suroeste Antioquño y particularmente en el municipio de  Betania. Esta tradición cafetera fue iniciada por los abuelos seguida por nuestros padres desde los años 70`s a los 90`s y posteriormente por nosotros, es una tradición de más de 50 años que busca brindar la mejor experiencia y el mejor conocimiento logrando el mejor aroma y sabor del café, innovando todo el tiempo, sin dejar de un lado la responsabilidad ambiental, pues a pesar de explotar al máximo los recursos que tenemos, buscamos que estos no se deterioren y de este modo permanecer en equilibrio con el medio ambiente.

LAS MARIAS COFFEE tomará la calidad como base para que la empresa crezca y se de a conocer dentro del medio, posicionandóse como una de la mejores en producción y comercialización de café tostado y molido.

Dicho crecimiento se dará de modo progresivo pero seguro, así llegaremos a generar una imagen confiable y de permanencía en el mercado, permitiendo el acceso fácil a nuestros productos y creando la cultura de consumo de alimentos puros y de calidad.

Nuestra política se enfocará en beneficiar tanto a los clientes como a los empleados, pues un recurso humano satisfecho, es un recurso humano activo, inquieto, participativo y comprometido con nuestra empresa y con nuestros clientes.

Esta tradición  familiar cafetera fue iniciada en Betania por los hermanos Pedro y Rodrígo Sánchez, campesinos y arrieros de profesión, quienes a mediados de los años 60´s empezaron a adquirir predios los cuales destinaron para cultivar café.

De esta manera se da inicio a una de las empresas cafeteras que con tesón y el empeño de nuestros antepasados empezó a cultivar y producir café, A través de los años se fueron desarrollando y mejorando las diferentes técnicas de producción, logrando así un café suave, un verdadero café colombiano que conserva las características de calidad con la selección grano a grano, y las técnicas artesanales del cultivo, teniendo un respeto y protección de los sistemas naturales, cuidando las fuentes hídricas y el ecosistema en general.

Es así como hoy, 50 años después se ha mantenido ésta práctica de generación en generación, primero a sus hijos donde resaltamos la majestuosa labor de Abero Sánchez Cardona (Q.E.P.D), hijo de Don Pedro quien transformó la tarea que hasta el momento traía su padre y su tio. Su perspectiva consistió en adquirir mas predios y destinarlos al cultivo y en buscar nuevos mercados  para comercializar el café producido por su familia y el precedente de otros pequeños y medianos caficultores de la región. Además él deseó un servicio integral de asesoría a los productores de la región.